La intervención psicopedagógica ayuda a los niños, niñas y adolescentes a potenciar sus fortaleza y a desarrollar sus aéreas de mejora, con el fin de obtener un mejor rendimiento académico y bienestar personal.

Permite realizar un análisis completo de las capacidades adquiridas por los/as niños/as y de las que aún están por desarrollar.

La evaluación comprende cinco niveles de análisis:

La colaboración con la familia en la mejora del proceso de enseñanza-aprendizaje de los/as niños/as es otra de las funciones de la intervención. Se orientará sobre cómo prevenir las dificultades de aprendizaje, en el contexto escolar y en el hogar, estableciendo las rutinas diarias y hábitos adecuados.

Dotamos de herramientas al niño/a para que pueda superar sus dificultades y por tanto tener mejor calidad de vida. 

Nuestro enfoque, desde el acompañamiento, el respeto y la disciplina positiva, añade valor a la intervención psicopedagógica.

¿Cómo se lleva a cabo?